Los adolescentes viven, piensan, sienten, se divierten, sufren y experimentan como sus amigos. Difícilmente aceptan que determinados comportamientos puedan ser problemáticos para su salud, ni ante la presencia de complicaciones, simplemente porque repiten y comparten los modelos de sus iguales.

Con el fin de evitar daños neurológicos y problemas relacionados con el abuso de sustancias, el Programa de Salud Rural Integral_ORIENTE, enfatiza en la educación sobre los posibles efectos negativos que generan en el organismo el consumo de drogas, explicando que no existen drogas duras y drogas blandas, todas son drogas y tienen efectos neurotóxicos, mucho más cuando su consumo se inicia a edad temprana y el cerebro se encuentra en periodo de maduración.

Enseñar, adiestrar y potenciar en los adolescentes actitudes, habilidades y estrategias que posibiliten el afrontamiento de las situaciones de riesgo y protejan frente al consumo de drogas, es uno de los objetivos de mas importancia. El cual, se puede lograr transmitiendo información completa y veraz sobre las drogas y sus consecuencias. Aclarando todas sus dudas al tiempo que alertar sobre la existencia de fuentes de información sesgadas o espurias, poner en valor la salud y el cuidado activo y comprometido de esta. La calidad del mensaje preventivo a nivel familiar, escolar y comunitario ayudará a mejorar los estadísticas de drogadicción.